Gran movilización policíaca provoca cliente que reclamó mal servicio en Megacable

0
previous arrow
next arrow
Slider

Tuxtla Gutiérrez.- Durante la tarde del jueves en la capital del estado, se registró una gran movilización policíaca en las instalaciones de la empresa Megacable por un presunto asalto, situación que llevó a la detención de dos hombres.

Momentos después, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal descartó que se tratara de un robo en contra de la empresa Megacable, sino que fue un problema de un usuario que junto a su hijo reclamaban un mal servicio.

Testigos afirmaron que los detenidos discutían con los empleados de que la empresa no les había instalado su servicio de teléfono y ya les estaban realizando los cobros correspondientes, y como la situación estuvo a punto de salirse de control el gerente activó la alarma de emergencia pues el padre intentó ingresar a la oficina de valores de acceso restringido.

Las autoridades arribaron al lugar y detuvieron a los hombres al pensar que se trataba de un asalto armado, horas después tras aclararse la situación fueron puestos en libertad.

La Fiscalía del Estado emitió un comunicado para aclarar el gran operativo que se generó en las instalaciones:

Con relación a los hechos ocurridos esta tarde en las instalaciones del negocio de televisión por cable ubicado en la 5ª Norte Poniente de Tuxtla Gutiérrez, la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Fiscalía de Distrito Metropolitano, informa que esta autoridad se constituyó en el lugar mediante un registro de atención para verificar lo sucedido, confirmando que no se trató de un robo a comercio.

La Fiscalía de Distrito Metropolitano dio inicio al Registro de Atención número 0008-101-0201-2019, por la posible comisión de hechos delictuosos, luego de recibir una alerta por posible robo a comercio, por lo que elementos de la Policía Especializada se constituyeron en las oficinas de la mencionada empresa.

Al arribar al lugar, los agentes policiacos iniciaron las indagatorias correspondientes, entrevistando al encargado del lugar de nombre Eduardo Trujillo Pérez, quien manifestó que a las oficinas ingresaron dos hombres (padre e hijo), quienes al ser atendidos por una empleada, reclamaron que la empresa no había hecho la instalación de su teléfono pese a haber realizado los pagos correspondientes.

Al quedar inconforme con la respuesta obtenida por la empleada, el padre se dirigió a buscar al gerente, ingresando a una oficina de valores con acceso restringido, por lo que el encargado al suponer que se podría tratar de un robo, cerró la puerta por fuera a fin de evitar que se consumara el supuesto atraco.

Al observar la situación, el hijo del cliente forcejeó con el empleado reclamando a éste porqué había encerrado a su padre en dicha oficina, razón por la que una de las empleadas al presenciar la discusión solicitó el apoyo de la Policía.

Otra empleada que se encontraba dentro del área de valores, donde quedó encerrado el cliente, declaró que éste manifestó que no se retiraría hasta hablar con el gerente y hacer el reclamo del servicio.

Los dos hombres fueron presentados ante el Ministerio Público de la Fiscalía de Distrito Metropolitano, quien determinará su situación jurídica.

VIDEO DE HOY

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here