Los 4 Fantásticos contra “Ya sabes, ¿Quien?”

0

Oscar Palacios/ Puntos Cardinales

Poniéndose serios diríamos que el debate fue de bate. Cuatro lanzando la bola del panfleto y un AMLO como cacher soportando la embestida. No dieron en el blanco porque ya saben quien eludió la embestida sin salirse de la cancha. Sin novedad en el frente. Todos se dedicaron a repetir los spots que nos han atosigado durante tanto tiempo. Quizá sea la rigidez del formato. Un minuto no es tiempo adecuado para elaborar una idea fundamentada. Por ello se vio a un MID como el alumno memorioso que repite la tarea. Una Margarita deshojada en palabrería vacua; un Anaya como el rebelde sin causa de florido lenguaje, Un Bronco que se pasó de ojete y un AMLO logrando mantenerse equilibrado y el tiempo ganándole por su especial modo, lento, lento, lento, de hablar. Varias temas quedaron en el aire. Un tiempo desperdiciado en ataques y nada más.

O podríamos dar otra versión:

Puesta en escena: Los cuatro fantásticos Vs. ya saben quién: la mujer maravilla. Doña Márgara, la ciega-sorda-muda que no supo nada del sangriento mandato de su etílico marido. Un bronco desfigurado con su rostro de piedra y cuerpo descomunal afilando el hacha para el autosacrificio: cortarse una mano. El hombre elástico de Mr Mid, estirando y encogiéndose, repitiendo, sin comprobar las chuequeces de su contrincante y sintiéndose más limpio que el manto de la virgen purísima y la bola panfletera de Anaya—con buen rollo, pues–, tratando de quemar las evidencias de la nave de industriosa ganancia. Ya saben quién resiste. Impávido sonríe. En su descargo nos brinda todos los spots de su campaña. No se acelera. No cae en provocaciones. Los cuatro magníficos no lograron el nocaut.

Pasa el primer debate con más pena que gloria. Lo más divertido fue que los cuatro olvidaron su parlamento y al improvisar se golpetearon entre ellos. La sombra de la nave persigue a Anaya y es aprovechado por MID. Éste, presunto candidato ciudadano del partido más corrupto trata de esquivarse y sigue con su monólogo de escuelita aprendido al cien. Doña Márgara sigue recitando y no sabe qué hacer con sus manos. El Bornco tira golpes a lo loco. Tira la piedra y esconde la mano, no vaya a ser la de malas. Ya saben quién logra lo inesperado: salir del encordado con leves rasguños. ¿Quién ganó? Lo sabremos en el próximo debate.

Faltan dos debates. Esperemos que tenga más miga, con una temática que aborde los verdaderos problemas del país. En fin…

La mafia del poder está desconcertada. Hay que echarles montón el primero de julio para sacarlos de la jugada y contratar al verdugo bronco para que los “desmane”.

Mientras, siempre atento a su quehacer, desde Alemania Enrique Peña Nieto escuchó el debate. Anda de paseo por aquellos rumbos antes de que se quede sin avión. Esta gira internacional de despedida incluye los Países Bajos y España. ¿Cómo le hará para vivir sin pensión?

Y para que no quede dudas, Marcos Galeano dice que “la hidra capitalista no dejará pasar a AMLO”. Falta ver en julio si la ciudadanía lo permite.

Aumentan las anomalías en la construcción del nuevo aeropuerto dice la ASF. Ya salió el peine, por eso hasta Slim—para salvar la millonaria tajada—salió a defender el cuestionado proyecto.

CHIAPAS

Estamos en las mismas. Candidatos revueltos en distinta ideología—si es que saben qué es eso—y trampas descubiertas de personitas candidateadas por dos partidos—Yajalón, un ejemplo—y los gallos para la gubernatura que no aparecen. Están sin estar. Rutilio debería accionar con mayor presencia. Que no se confíe en que AMLO será el motor para su triunfo. Albores tiene en contra un candidato presidencial que no levanta. Además, el diablito se pasa de simpático. Pirrurris pues. Sólo queda en el tablero José Antonio Aguilar Bodegas que día a día crece en el interés de la ciudadanía. No queda de otra, la pelea se dará entre Rutilio y Josean y este tiene más tablas. Ya veremos.

En relación a los candidatos del “juntos haremos historia”, se les han ido a la yugular a María Elena Orantes y al joven Valera. No es para tanto. Van a ser senadores, no hay de otra. Los que no merecen ni un voto son el transa de Eduardo Ramírez y la tal Sasil de León. Los otros partidos tampoco tienen joyitas. Al menos, espero estén ensayando para levantar el dedo en el Congreso ya que a la tribuna nunca subirán.

Y ya con esta me despido: “No hay Velasco Coello que dure dos sexenios, ni Chiapas que lo resista”.

VIDEO DE HOY

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here