Acciones para reducir mortalidad materna han dado resultados significativos en Chiapas: Rutilio Escandón

La tasa de mortalidad materna ha pasado del 69.9 por ciento en 2018, a un 28.7 por ciento al cierre del año 2023

0

Las acciones implementadas para reducir la mortalidad materna en Chiapas han generado resultados significativos, ya que de acuerdo con datos oficiales, la tasa de mortalidad materna ha pasado del 69.9 por ciento en 2018, a un 28.7 por ciento al cierre del año 2023.

Asimismo, en el transcurso del presente año no se ha registrado ninguna defunción relacionada con el embarazo, parto o puerperio, lo que ha llevado al estado a ya no figurar entre los primeros cinco lugares a nivel nacional en este indicador de salud crítico.

En este sentido, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas mencionó que se ha realizado una importante inversión de recursos y esfuerzos en la mejora de la infraestructura hospitalaria, equipándola con tecnología especializada y asegurando la presencia de personal altamente capacitado para brindar atención médica de calidad.

Además, se ha destacado la importancia de identificar los riesgos pregestacionales y durante la gestación, estableciendo planes de seguridad para garantizar una atención oportuna y eficaz, con el fin de evitar complicaciones y asegurar la salud de las mujeres embarazadas.

Escandón Cadenas enfatizó que en esta lucha, ha sido fundamental la reconversión de unidades médicas, el suministro de medicamentos e insumos, y la colaboración con parteras y parteros durante los últimos cinco años, así como el  14 Clínicas para la Atención de Parto Humanizado y los 10 Convoyes de la Salud.

“Estas acciones han dado excelentes resultados en el fortalecimiento de la atención a la salud de las embarazadas y en la reducción de los indicadores de mortalidad materna”, apuntó el gobernador al tiempo de refrendar el compromiso inquebrantable de su gobierno para abordar esta problemática.

Agregó que se ha puesto un énfasis especial en fortalecer y mejorar la atención brindada a las mujeres embarazadas, con el objetivo de mantener esta tendencia descendente y garantizar embarazos saludables y seguros.

Finalmente, el mandatario hizo hincapié en la capacitación continua del personal de salud, especialmente en el primer nivel de atención, para mejorar la detección de factores de riesgo y prevenir, diagnosticar y tratar las complicaciones que puedan surgir durante el embarazo.