Destrucción, caos y 4 muertos deja la tormenta Alberto

0

Las lluvias por la tormenta tropical Alberto en Monterrey, han dejado hasta ahora un saldo de cuatro personas fallecidas, inundaciones, carreteras cerradas, poblaciones incomunicadas, ríos y arroyos desbordados, así como una captación importante de agua en las presas.

Las precipitaciones por este fenómeno meteorológico durante las últimas horas también han provocado una intensa actividad de las corporaciones de rescate, Protección Civil y el Ejército, así como de la Guardia Nacional, que implementaron el denominado ‘Plan DN-III-E’ para emergencias por desastres naturales.

Las primeras víctimas mortales fueron tres menores de edad, quienes perdieron la vida en dos hechos distintos en los municipios de Monterrey y Allende.

El primer caso, un menor de 15 años, quien cayó en el cauce del Río La Silla, en la ciudad de Monterrey, cuando fue a buscar un balón con el que jugaba fútbol.

En Allende, al sur de Nuevo León, dos menores que viajaban en una bicicleta se electrocutaron cuando tocaron un poste de energía eléctrica.

La cuarta víctima mortal fue un hombre del municipio de El Carmen, quien falleció electrocutado mientras realizaba una reparación eléctrica en su domicilio en medio de las intensas precipitaciones.

Además, las lluvias han provocado el desborde de ríos y arroyos, como en el municipio de Linares, al sur del estado, en donde se desbordó el río Pablillo, e inundó decenas de hogares, por lo que sus habitantes tuvieron que ser evacuados.

En ese sitio se pusieron a salvo a 18 personas.

En la localidad de Hualahuises, el alcalde de ese ayuntamiento, José García, confirmó la evacuación de 18 familias debido al creciente nivel del río Hualahuises.

Mientras en Aramberri se desbordó el río Blanco que atraviesa el municipio e inundó las viviendas que se ubican en el palacio de Gobierno local.

En el municipio de Guadalupe, también fueron evacuadas 13 personas debido a la creciente del río La Silla.

Por su parte, el río Santa Catarina, que atraviesa toda la zona metropolitana de Monterrey, se desbordó en varios tramos y el pavimento que lo rodea se desgajó.

La autopista Saltillo-Monterrey, que une el estado de Nuevo León con Coahuila, fue cerrada desde la madrugada de este jueves, del kilómetro 52 al 82, en ambas direcciones, debido a las condiciones adversas y la presencia de deslaves.

Asimismo, las presas de la entidad han registrado una importante captación de agua.

El gobernador del estado de Nuevo León, Samuel García, anunció la apertura de las compuertas de la presa La Boca para proceder a su desfogue.

En entrevista, el mandatario estatal también anunció las medidas preventivas entre la población para evitar al máximo tragedias.

“Acabamos de publicar en el Periódico Oficial acuerdo de suspensión de labores todo el jueves, suspensión de clases jueves y viernes y el transporte únicamente para emergencias, se reinstala algunas rutas emergentes de transporte y del metro”, dijo.

/Fuente: massinformacion.com.mx