Último adiós al legendario maestro Isidro “Chilito” Jimeno en Tonalá

0

Por Alejandro Cigarroa/ recordchiapas.mx

Tonalá, Chiapas.- El día de ayer, 12 de enero de 2021 alrededor de las 10:00 de la mañana decenas de internautas tonaltecos compartieron la noticia de que el maestro Isidro Jimeno Escobar había fallecido en su hogar en esta ciudad costera; por lo que amigos como conocidos, ex compañeros de trabajo y ex alumnos se solidarizaron con sus familiares, destacando que en vida siempre fue una persona alegre, pero estricta en las aulas de clases, así como un impulsor de la juventud deportiva apasionada al fútbol.

El maestro Jimeno Escobar enseñó en diversas escuelas de educación básica de Chiapas, sin embargo fue muy destacado en la escuela secundaria “Ramón E. Balboa” de Tonalá en donde impartió las materias de Historia, Geografía, Formación Cívica, entre otras de las Ciencias Sociales. Momentos en donde más de una vez sus alumnos le escucharon enunciar la siguiente frase: “Con Chilito poco y a zurrar verde y espumoso”, haciendo énfasis en su manera estricta de dar clases y de obligar al alumnado a cumplir con sus tareas.

Cabe mencionar que, el maestro Isidro Jimeno fue también delegado sindical en esta escuela secundaria y en más de una ocasión salió a la defensa de sus compañeros. Ex alumnos que le han guardado mucho cariño le recordaron en esta faceta cuando en una ocasión un grupo de de tercer grado decidió quejarse de un maestro de Biología ya que constantemente recibían insultos del mismo; por lo que redactaron y firmaron un oficio y lo llevaron a la dirección de esta escuela, como a la visitaduría de Derechos Humanos (CNDH). Tras esto el maestro “Chilito” llegó al grupo e inquirió: “A ver pues, ya dejen de estar peleando con su maestro. Él es su maestro y le deben respeto”, a lo que los chavos le respondieron: “Profe, ni lo defienda porque él también habla mal de usted”. Sorprendido el maestro preguntó: “¿Ah, sí? ¿Y qué es lo que dice de mí?”. Los jóvenes declararon: “Dice que usted no da clases, que sólo viene a dormir”. A lo que el estricto maestro finalmente sentenció: “¿Ah, sí? ¡Eso dice de mí? ¡Entonces jódanlo!”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here